+57 (4) 3224271info@angelcontrerasinternista.com Solicitar Cita
+57 (4) 3224271info@angelcontrerasinternista.com Solicitar Cita

Lo que debes saber sobre:

 
Hepatitis A
La hepatitis es un término general para la inflamación del hígado. La afección puede desaparecer espontáneamente o evolucionar hacia una fibrosis (cicatrización), una cirrosis o cáncer de hígado. Normalmente, el hígado descompone los productos de desecho en la sangre. Pero cuando el hígado se inflama, no trabaja bien eliminando los productos de desecho. Esto causa que los productos de desecho se acumulen en la sangre y los tejidos.
Muchas cosas diferentes pueden causar la hepatitis. La causa más común de la hepatitis es la infección por uno de los cinco virus de la hepatitis (A, B, C, D, o E). La falta de suministro de sangre al hígado, intoxicaciones, los trastornos autoinmunes, el uso excesivo del alcohol, una lesión del hígado y tomar ciertos medicamentos también puede causar hepatitis. Hay dos tipos principales de hepatitis: la hepatitis aguda (de corta duración) y la hepatitis crónica (que dura al menos 6 meses). La mayoría de personas se recuperan de la inflamación aguda en varios días o varias semanas. Sin embargo, algunas veces la inflamación no desaparece. Cuando la inflamación no desaparece en seis meses, la persona tiene hepatitis crónica.
¿ Qué es la Hepatitis A? Es una inflamación del hígado causada por el virus de la hepatitis A. Puede ser muy contagiosa, lo cual significa que puede contraer el virus fácilmente de alguien o contagiar a otra persona. En general no es tan grave como la hepatitis B o C y usualmente no evoluciona a hepatitis crónica o cirrosis.
¿ Cuáles son los síntomas? El virus de hepatitis A usualmente está en su sistema por 2 a 6 semanas antes de que aparezcan los síntomas. Algunas personas nunca tendrán síntomas. Si los síntomas aparecen, pueden aparecer repentinamente y podrían incluir los siguientes:
• Náuseas
• Vómitos
• Ictericia (la coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos)
• Fiebre
• Fatiga
• Dolor abdominal, especialmente del lado derecho
• Orina oscura
• Pérdida del apetito
• Dolor muscular
• Picazón en la piel.
Los niños pequeños probablemente tendrán casos leves de hepatitis A, mientras que los niños mayores y adultos probablemente tendrán casos graves.
¿Cuánto tiempo puedo contagiar el virus? Usted puede contagiar más el virus al poco tiempo después de contraer la infección y antes de que los síntomas aparezcan. Los adultos que son saludables y no tienen otras enfermedades no son contagiosos 2 semanas después de que la enfermedad empieza. Los niños y las personas que tienen un sistema inmune débil pueden ser contagiosos por hasta 6 meses.
¿Qué causa la hepatitis A y cómo se transmite? La hepatitis A es causada por una infección del virus de la hepatitis A. Usted contrae el virus cuando sin saberlo come una pequeña cantidad de heces infectadas. Esto puede suceder a través del contacto de una persona a otra o por comer o beber agua o alimentos contaminados.Una persona puede tener y contagiar la hepatitis A incluso si esa persona no tiene ningún síntoma. De hecho, la hepatitis A es más contagiosa antes de que los síntomas aparezcan. Usted tiene más probabilidades de contraer hepatitis A de otra persona cuando:
• Una persona que tiene el virus no se lava las manos correctamente después de ir al baño.
• Una persona no se lava las manos adecuadamente después de cambiar el pañal de un niño infectado.
• Una persona encargada del cuidado no se lava las manos adecuadamente después de limpiar las heces de una persona infectada.
• Usted tiene relaciones sexuales con una persona que tiene el virus.
También puede infectarse al comer alimentos contaminados o beber agua contaminada. Al viajar a áreas donde la hepatitis A es común, evite comer frutas y vegetales, mariscos crudos, hielo y agua que no ha sido procesada.
¿Cuáles son los factores de riesgo para la hepatitis A? Tiene mayor riesgo de contraer la hepatitis A si usted:
• Vive con o tiene relaciones sexuales con alguien que tiene hepatitis A.
• Viaja a países donde la hepatitis A es común.
• Es un hombre que tiene relaciones sexuales con otros hombres.
• Usa drogas ilegales.
¿Cómo se diagnostica hepatitis A? Consulte con su médico si tiene alguno de los síntomas de hepatitis A y se realiza una prueba en sangre.
¿Cómo se trata la hepatitis A? No hay un medicamento específico para tratar o curar la hepatitis A. Si tiene el virus, su cuerpo eventualmente combatirá la infección por sí mismo. Usted probablemente se sentirá enfermo algunos meses antes de sentirse mejor. Para ayudar a su hígado a sanar, debe descansar mucho, comer una dieta balanceada, evitar el alcohol y acetaminofénl. Hable con su médico antes de tomar cualquier medicamento con receta médica, medicamentos de venta libre o vitaminas o suplementos. El alcohol, el acetaminofén y algunos otros medicamentos, vitaminas y suplementos pueden causar más daño a su hígado.
¿Cómo puedo evitar contraer hepatitis A? Pregunte a su médico acerca de la vacuna de hepatitis A. La vacuna es segura para cualquier persona mayor de 1 año de edad y puede proporcionar protección por hasta 20 años. Lávese las manos con jabón y agua tibia antes y después de cocinar, después de usar el baño y después de cambiar pañales. Lave las frutas y vegetales minuciosamente antes de comerlas, evite comer carne y pescado crudo o poco cocinado. Si tiene contacto con alguien que tiene hepatitis A y nunca ha tenido el virus ni se ha puesto la vacuna, debe consultar con su médico de inmediato. Él o ella pueden administrarle una vacuna que evitará que se enferme.
Fuente: American Academy of Family Physicians.
Esta información proporciona una visión general y puede que no se aplique a todos. Hable con su médico para obtener más información sobre este tema.

El Hipotiroidismo
La actividad tiroidea baja, significa que la glándula tiroides no produce suficiente cantidad de hormonas. La glándula tiroides está ubicada en la parte anterior del cuello. Produce hormonas que controlan el metabolismo. El metabolismo es el ritmo de los procesos del cuerpo e incluye factores como la frecuencia cardíaca y la rapidez con que usted quema calorías. Las mujeres, en especial las mayores de 50 años, tienen más probabilidades de tener hipotiroidismo que los hombres. Si se deja sin tratar, el hipotiroidismo puede provocar obesidad, dolor articular, esterilidad y enfermedades cardíacas.
Síntomas:
Los síntomas del hipotiroidismo tienden a desarrollarse lentamente. Pueden ser diferentes según el caso. Los síntomas iniciales incluyen fatiga y pereza leves. A medida que su metabolismo se hace más lento, es posible que desarrolle otros síntomas:
• Aumento de la sensibilidad al frío.
• Estreñimiento.
• Piel pálida y seca.
• Cara hinchada.
• Voz ronca.
• Nivel elevado de colesterol en la sangre.
• Aumento de peso inesperado.
• Dolores musculares, sensibilidad o rigidez.
• En las mujeres, periodos menstruales más abundantes que lo normal.
• Depresión.
• Agrandamiento visible de la tiroides.
• Cabello y uñas débiles.
• Depresión.
Causas y factores de riesgo: La causa más común del hipotiroidismo es una enfermedad autoinmune que se llama tiroiditis de Hashimoto. Normalmente, los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario ayudan a proteger el cuerpo de los virus, las bacterias y otras sustancias extrañas. Una enfermedad autoinmune se desarrolla cuando el sistema inmunitario produce anticuerpos que atacan los tejidos y/u órganos del cuerpo. En el caso de la tiroiditis de Hashimoto, los anticuerpos atacan la tiroides e impiden que produzca suficiente cantidad de hormonas.
Otras causas comunes de hipotiroidismo incluyen:
• Tratamiento para el hipertiroidismo, la afección en la que el cuerpo produce demasiada hormona tiroidea.
• Radioterapia.
• Cirugía de tiroides.
• Determinados medicamentos.
Diagnóstico: Si usted tiene síntomas de tiroides hipoactiva, su médico le realizará pruebas para medir los niveles de hormona estimulante de la tiroides en la sangre.
Algunos médicos recomiendan realizar una prueba de detección de hipotiroidismo a las mujeres mayores, durante los exámenes físicos de rutina. Además, algunos recomiendan realizar una prueba de detección a las mujeres embarazadas y a las mujeres que planean quedar embarazadas.
Tratamiento: El tratamiento para el hipotiroidismo es la administración diaria de una hormona tiroidea sintética (Levoritoxina) en forma de píldora. Este medicamento regulará los niveles hormonales y hará que su metabolismo vuelva a la normalidad. Obtener la dosis adecuada de la hormona tiroidea sintética puede llevar algunos intentos. Si usted no está tomando la cantidad suficiente, es posible que continúe experimentando síntomas de hipotiroidismo. Si está tomando demasiada cantidad, es posible que tenga síntomas similares a los del hipertiroidismo (enfermedad de tiroides hiperactiva). Su médico puede decirle si está tomando la dosis adecuada de la hormona tiroidea según cómo se siente, a través de un examen y de un análisis de sangre.
Algunos medicamentos, suplementos y alimentos pueden afectar la capacidad del cuerpo de absorber la hormona tiroidea sintética.
Recomendaciones para toma de Levotiroxina: (en un cuadro)
- En ayunas
- Con agua
- Esperar mínimo media hora para tomar otro medicamento o alimento.
- No macerar ni fragmentar tabletas.
- Idealmente no cambiar de marca.
Complicaciones:
Si no se trata, el hipotiroidismo puede provocar otros problemas de salud. Estos incluyen:
• Mayor riesgo de enfermedades cardíacas: Una tiroides hipoactiva provoca niveles altos de colesterol "malo" (LDL).
• Problemas de salud mental: La depresión que se produce con el hipotiroidismo puede empeorar con el tiempo, en especial, si se deja sin tratar.
• Mixedema: Una afección poco frecuente, que pone la vida en peligro, caracterizada por una intensa sensibilidad al frío, somnolencia seguida de intensa pereza, que provoca la pérdida del conocimiento e, incluso, un estado de coma.
• Defectos de nacimiento: Los bebés que nacen de mujeres que tienen hipotiroidismo sin tratar pueden tener defectos de nacimiento.
• Esterilidad: Los niveles hormonales bajos pueden hacer que a una mujer que tiene hipotiroidismo le resulte difícil quedar embarazada.
Fuente: American Academy of Family Physicians.
La información suministrada representa una visión general y puede que no se aplique a todos. Hable con su médico para obtener más información sobre este tema.

¿Cómo reducir la presión arterial alta?
Está es una pregunta frecuente de mis pacientes en consulta y sé que cuando respondo esperan que mencione soluciones milagrosas; que de el nombre de un jugo de una fruta exótica o simplemente les de la receta de la infusión de una planta amazónica. Lastimosamente no existe esa salida fácil y controlar la presión alta implica un compromiso del paciente con su autocuidado y un cambio en su estilo de vida.
Al controlar la presión arterial alta, usted puede ayudar a reducir el riesgo de infarto cerebral, infarto al corazón, insuficiencia cardiaca o insuficiencia renal. Estas son de lejos las principales causas de muerte en el mundo, reducir la presión arterial literalmente puede salvarle la vida. Estos son los pasos que puede realizar ahora:
• Alcance y mantenga un peso saludable. Para perder peso, necesita usar más calorías de las que consume y bebe diariamente. Solicite el apoyo de nutrición y así personalizar su dieta. Cuando baja de peso, ¡generalmente su presión baja! Un objetivo inicial para bajar de peso de al menos el 5 por ciento lo ayudará a reducir la presión arterial.
• Sigue una dieta saludable para el corazón, que sea rica en vegetales, frutas y granos enteros e incluya productos lácteos bajos en grasas, carne de ave, pescado, legumbres (frijoles y guisantes), aceite de oliva, nueces; y limite dulces, bebidas azucaradas y carnes rojas.
• Disminuya el consumo de sodio. La ingesta de mucha sal (sodio) aumenta la presión arterial en muchas personas. Intente llegar a un límite ideal de al menos 1,500 mg de sodio por día (media cucharadita de sal). Incluso reducir hasta 1,000 mg por día puede ayudarlo a mejorar la presión arterial y la salud cardiaca. Leer las etiquetas de los alimentos para conocer cuáles tienen alto contenido de sodio.
• Ser más activo físicamente, 150 minutos semana mínimo de ejercicio cardiovascular. La actividad física regular ayuda a reducir la presión arterial, controlar el peso y reducir el estrés. Es mejor comenzar lentamente y hacer algo que disfrute, como caminatas enérgicas o montar bicicleta. Siempre con el aval de su médico.
• No fume y evite ser fumador pasivo.
• Limitar el consumo de alcohol a no más de una bebida por día para las mujeres o dos bebidas por día para los hombres.
• Tomar los medicamentos como el médico le indica.
• Conocer cuál debe ser su presión arterial, automonitoreo en casa con equipos certificados y trabajar para mantenerla en ese nivel.
Fuente: AHA
La información suministrada representa una visión general y puede que no se aplique a todos. Hable con su médico para obtener más información sobre este tema.

Ver más acerca de miLeer más
Solicitar Cita